<< Volver a la portada

El Carmenere, nuestra cepa


Por Marcela Chandía

El Carmenere es una cepa que personalmente me encanta. Cuando se logra alcanzar su óptima madurez, permite tener vinos con taninos aterciopelados que seducen, combinados con aromas y sabores a fruta negra, como arándanos y moras, y toques de pimientas, obteniendo un vino intenso y complejo.

Esta cepa proveniente de Burdeos, Francia, fue considerada desaparecida a nivel mundial, producto del ataque de Philoxera, una plaga que devastó los viñedos. Sólo en el año 1994, por la visita de un ampelógrafo al país, se descubrió que entre nuestros viñedos teníamos Carmenere, aquella cepa perdida en el resto del mundo.

El Carmenere se podría considerar nuestra bandera. Cada vez más viñas hacen excelentes vinos, dado por la calidad de las uvas y las técnicas de vinificación, esto ha permitido fortalecer nuestra imagen a nivel mundial de Chile como productor de vino de alta calidad. 


Soy Marcela Chandía, Ingeniero Agrónomo y Enóloga chilena, una apasionada por el vino, con 16 años de experiencia en Chile, USA, Sudáfrica, Nueva Zelandia, Francia y Portugal.

En Chile he liderado proyectos de Vinos Premium en Viña Loma Larga, Viñedos Corpora, Viña Estampa y Viña Calina, en los valles de Limarí, Casablanca, Maipo, Cachapoal, Colchagua, Maule y Bio Bío. 

Mi experiencia haciendo vinos en los distintos valles de Chile permite que cada presentación sea una experiencia enriquecedora y entretenida para quienes la viven.